mi Blog de una escritora aficionada: Noreste de Gran Canaria, primer día

martes, 7 de agosto de 2012

Noreste de Gran Canaria, primer día

Ayer Javi y yo empezamos nuestra ruta por la isla de Gran Canaria. Esta semana la dedicaremos al Noreste y empezamos por el municipio de Telde, la segunda ciudad más poblada de la isla.
Nuestra ruta comenzó en el barrio de San Gregorio (donde cosneguimos aparcamiento para el coche), justo delante -la providencia lo quiso así- del edificio en el que Javi y yo comenzamos nuestra convivencia allá por el 2005 (qué felices tiempos aquellos en los que no teníamos que pagar hipoteca! ^^) 
Estatua en honor a John Lennon en las ramblas de San Gregorio

Detalle del rostro. Me encanta ^^
Luego, dimos un paseo por los barrios históricos de San Francisco y San Juan, barrios fundacionales de la ciudad (siglo XV) llenos de callejuelas de piedra, ermitas y casas antiguas.

Las callejuelas de San Fco. son estrechas y sinuosas. Primer asentamiento de campesinos y clases bajas en la Teldel del sigo XV

Antiguo monasterio, expropiado a la Iglesia durante la desamortización de Mendizábal (s.XIX)
Finalmente, llegamos a la Basílica de San Juan Bautista, precioso edificio que data del siglo XVI y que contiene un valioso retablo gótico- flamenco, realizado en Amberes, y un cristo yaciente (un tanto morboso para mi gusto) del mismo siglo.

Detalle de una de las vidrieras

Confesionario. Aquí me debería yo arrodillar para confesar mis pecados: perdóneme padre, por escribir guarradas homosexuales, XDD

Detalle del retrablo flamenco
El Cristo yaciente :S
Luego, nos dirigimos a la casa-museo de León y Castillo, político y diplomático que vivió entre los siglos XIX y XX.

Retrato del susodicho.
 El museo era una bonita muestra de objetos, cartas, documentos pertenecientes a este señor, así como objetos de época, enmarcadas en su casa y constituyendo una buena muestra de las costumbres y el modo de vivir de finales del siglo XIX. El museo me gustó mucho, pero aun así, aquí voy a darle un tirón de orejas al Ayto. de Telde y al Cabildo de la isla (tirones de oreja que se irán sucediendo a lo largo de esta entrada) por la mala gestión de los recursos históricos. El museo no contaba con un guía, ni con ningún miembro de seguridad (que yo viera). Quien nos indicó qué recorrido seguir a lo largo de la casa museo fue una de las señoras de la limpieza, que sin desmerecerlas, no creo que esa sea su función. De hecho, dentro del museo no se podían sacar fotografías, y yo las hice! (no había nadie que me impidiera hacerlo). Eso sí, sin flash, para no dañar a ningún objeto.
Ídolo de Tara
Luego de reponer fuerzas con un café, nos decidimos a visitar los yacimientos arqueológicos de Telde, que al parecer tiene muchos, pues fue uno de los principales emplazamientos de los aborígenes canarios en la época prehispánica. Precisamente en Telde, en el yacimiento de Tara, se encontró el ídolo de terracota más importante de la isla (y quizás del archipiélago), el ídolo de Tara (junto con el Roque Nublo, uno de los símbolos indiscutibles de la isla de Gran Canaria). Os hablaré más y mejor de esta pequeña figurilla cuando vaya a verla al museo Canario, lugar donde se expone habitualmente. Así que el primer lugar de visita obligada era dicho yacimiento. Al verdad era que no sabiamos muy bien dónde se encontrabam y tras buscarlo en un mapa y en una guía turística de la ciudad, constatamos que no aparecía su ubicación (en la guía se lo nombraba someramente, en el mapa, ni aparecía). Buscamos información por internet, y lo poco que pudimos encontrar fue lo abandonado y sucio (lleno de escombros y basura) que estaba el lugar, lo que nos desanimó para ir a visitarlo, claro está (y sí, este es el segundo tirón de orejas a quien corresponda).
Así que nos decidimos a ir al yacimiento de Cuatro puertas, una cueva excavada artificialmente en la tierra por los aborígenes, y que toma su nombre porque (sí, lo has adivinado) tiene cuatro puertas.

La 4ª puerta está tras el recodo ^^

Vista desde el interior. ¡Anda! Si esa soy yo XD

Almogarén, o lugar de culto

Otra de las cuevas

Vista del paisaje, a unos 300 m sobre el nivel del mar
 El yacimiento nos sorprendió por su belleza, pero aquí viene otro tirón de orejas: allí no había NADIE. Ni un guía, ni un guarda de seguridad, nadie. La entrada estaba bien señalizada, y el camino más o menos marcado, con tres carteles que indicaban las cuevas. Y nada más. A la entrada había una casa (asumo que la casa del guarda o algo así, no creo que fuera una casa particular) y tampoco allí había nadie. Si Javi y yo nos hubiesemos despeñado (y con lo escarpado del camino, era posible) no habría habido allí nadie para socorrernos. Si yo -o cualquiera- quisiera atentar contra las ruinas, nadie me lo habría impedido. En fin...
Fuimos después al pueblo de Tufia, un pequeño pueblo costero de pescadores, famoso por tener otro importante yacimiento, y nos lo encontramos CERRADO (otro tirón de orejas). Por lo visto, hay que llamar de antemano para que ¡te lo abran! Esto es flipante.
Yacimiento de Tufia, CERRADO
Cansados ya del penoso aspecto cultural de la ciudad, decidimos hacer una ruta de playas, empezando por la misma playa de Tufia. Nos dirigimos al pueblo y nos encontramos con un pintoresco —no hay otra palabra para describirlo— pueblo, con casas blancas de ventanas azules, muchas de ellas excavadas en la misma roca.

Vista del pueblo, al fondeo se pueden ver casa excavadas en la montaña

La playa de Tufia, de arena negra y rocas
Otra vista del pueblo
 Luego, nos fuimos a Ojos de Garza, pueblo cercano al aeropuerto de la isla, y con una bonita playa.
Vista de la Playa de Ojos de Garza
Luego fuimos a la playa de salinetas. Como el tiempo acompañaba (toda la mañana había estado fresco y nublado, pero a mediodía el tiempo mejoró milagrosamente) decidimos darnos un bañito en esta playa y almorzar allí.
Vista del paseo y la playa de salinetas

Javi y yo, dándonos amor apasionado, LoL
 Una vez que hubimos descansado un rato, seguimos nuestra ruta al puerto de Taliarte...
Vista del pueto
Plegaria de los pescadores

Faro de Taliarte
 ... Y la playa del Hoya del pozo.
Finalmente, terminamos en la playa de Melenara, donde nos quedamos el resto de la tarde, a descansar y bañarnos.
Vista del paseo

Vista de la playa

El agua estaba super clara y limpia, se veia el fondo ^^

El Neptuno, tan lindo él, con su brazo roto
Y hasta aquí nuestro primer día de ruta. Vamos a hacer balance de la ciudad de Telde.
Pros
Ciudad bonita, muy limpia.
Importante centro histórico-arqueológico
Entradas a yacimientos y museos gratuita
Buenas playas.
Contras:
Muy mala gestión del patrimonio arqueológico

2 comentarios:

  1. Coñe, no conocía la estatua de Lennon :D Tendré que ir a verla, je, je.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nayra,muchas gracias por este recorrido por tus tierras,y sabes me interesó la estatua de Lennon de a pie,pero ya la han rayado!,estos cabrones incultos,que no respetan el patrimonio,por que no le rayan el mantel de domingo a su madre!
    en fin ,muchas gracias por el post.
    Jorge Morales,Chile

    ResponderEliminar