mi Blog de una escritora aficionada: Salir del armario

jueves, 11 de marzo de 2010

Salir del armario

Es curioso como a veces intentamos amoldarnos a las normas establecidas socialmente, como queremos adaptarnos hasta a veces ocultar quienes somos.
Supongo que todo esto viene porque ser una escritora de homoerótica en la red me hace sentirme un poco como dentro de un armario, no soy gay, pero los gays me gustan y escribo sobre ellos en ambientes generalmente cargados de erotismo, ¿es eso algo malo?
La verdad es que nunca he sentido que lo sea, de hecho me parece ridículo que alguien piense así, no tengo ese tipo de mente que me diga que algo está bien o no, al menos no desde un punto de vista puritano y mojigato. Nunca he sido así, ni he tenido prejuicios contra la gente que piensa diferente a mí. Supongo que eso es gracias a mi madre, que me enseñó la filosofía del "vive y deja vivir" y la de "en el sexo todo vale mientras los implicados están de acuerdo", buena filosofía de vida, ¿no? ;)
Cuando era pequeña, escuchando un día con atención la canción "Mujer contra mujer" de Mecano, me di cuenta de que hablaba de dos mujeres que estaban enamoradas. La verdad es que en ese momento me llamó mucho la atención y le pregunté a mi madre al respecto, ella pragmática donde las haya, me dijo sin ningún atisbo de pudor o juicio moral que había mujeres que se enamoraban de mujeres y hombres que se enamoraban de hombres, y que eso se llamaba homosexualidad. A mí, la única duda que me quedó, dado mis precarios conocimientos de anatomía sexual, era cómo harían los homosexuales el amor, y cómo podían entonces tener hijos. Creo que esa pregunta me la guardé para mí, y seguramente terminé por descubrirlo con los años.
Esto ocurrió más o menos a finales de los ochenta, y al hacerme más mayor y empezar a salir al mundo, de repente descubrí que los homosexuales eran vilipendiados y odiados por muchos, y que las cosas no eran ni tan fáciles ni tan bonitas como mi madre me había contado, pero para ese entonces, yo ya estaba tan carente de prejuicios hacia ellos que nunca comulgué con esas ideas. Cuando estaba en octavo de EGB, que antes era el último año de primaria, mi profesor de religión pontificaba acerca de que los que no seguían las normas de la Iglesia irían al infierno, que los homosexuales, los ateos, los paganos y las prostitutas arderían en las llamas por el resto de la eternidad. Yo pensaba en los "pobres homosexuales", como los llamaba mi mente de doce años, y me preguntaba "¿Por qué Dios los rechaza si los ha creado así?". Ese tipo de pensamientos que germinaron en mi mente en ese momento florecieron en un inapelable ateísmo que practico desde que tengo doce años, y como siempre digo, desde que aprendí a pensar por mí misma.
Y aún así, sólo unas pocas personas de mi entorno saben que esscribo literatura homoerótica, que mi nombre en la Red es Nayra Ginory, que no es mi nombre real. ¿Por qué no se lo digo a mis amigos? Me lo he preguntado muchas veces, ya estoy acostumbrada a ser la friqui del grupo (jugadora de rol, aficionada a la literatura fantástica, tolkiendili y miembro de la sociedad tolkien española, tan aficionada a SaintSeiya que sé decir "Dame tu fuerza Pegaso" en japonés...) que sé que lo tomarían como una más de mis extravagancias.
¿Es por vergüenza? ¿Vergüenza a qué? No lo sé, si siempre voy por ahí diciendo que este mundo debería ser libre para que la gente se exprese como son, y que la gente debe ser valiente para expresarse. ¿Es por miedo al rechazo? Lo dudo, porque esa no es mi naturaleza. Cuando tenía trece años y entré en el instituto una chica comenzó el bulo de que yo era lesbiana para joderme, y durante dos años no lo desmentí, porque quería saber quienes me aceptarían pasara lo que pasara. Fueron muy pocos la verdad y sufrí el ostracismo de la homosexualidad hasta que empecé a salir con un chico. ¿Entonces por qué no lo digo?
Primero se lo conté a mi marido, y se lo tomó sorprendentemente bien (¡!). Luego se lo dije a mi madre y a mi hermana mayor, y me dijeron que era una zorra por no decírselo antes, y se rieron de mí por haberlo ocultado. Hoy he superado otro tabú y le dejé leer a mi madre el relato que publiqué en la antología de relatos de San Valentín de la Coleccion homoerótica. Y me dijo que era "elegante", me gustó que lo describiera así.
Aún así, ni mis amigos, ni mis compañeros de trabajo, ni mi padre (que es tan homofóbico que si hay dos chicos besándose en una peli cambia de canal) lo saben. La verdad, es que esto empezó como un hobbie en la red, algo que hacía para mí, a lo que no le daba ninguna importancia, pero ahora tengo una novela a mitad y un montón de gente me lee, he hecho muchos amigos, y a algunos he tenido la suerte de conocerlos personalmente. Me he sentido como una persona como una doble personalidad: enfermera de día, escritora de homoerótica por la noche (o viceversa si me toca guardia nocturna en el hospital) pero ahora los límites entre esas dos personalidades parecen diluirse y ya no sé donde está el límite entre querer parcelar mi vida y estar ocultando un secreto. ¿Significa eso que tengo ganas de "salir del armario"? El tiempo lo dirá.

22 comentarios:

  1. Jajaja, "Salir del armario", esa frase... no me rio por que sea ridícuala, ni nada, es por que yo también lo he pensado...

    La verdad nunca sufrí ningún tipo de discriminación alguna y los prejuicios son algo que no van mucho conmigo, es decir, tengo algunos, pero trato de superarlos. Soy una fujoshi de semi-closet.

    Al contrario que tú, quienes saben que escribo homoerótica, que veo yaoi y que lo amo con todo mi ser son mis amigos, mis padres no saben nada... bueh, mi mamá sabe que me gustan algunos shonen-ai, como Gravitation y que mi cuarto está repleto de "muñequitos" como ella les dice, pero de allí a más, no. Mi hermano lo sabe y se mantiene lo más lejos posible de mis imágenes, mangas y demás XD!.

    En fin, creo que mi madre se infartaría al ver que es lo que yo escribo, no tanto por el contenido gay, si no por el contenido sexualoso XD!

    Bueno, creo que no tengo más que decir.

    Nos estamos leyendo, bye!!

    ResponderEliminar
  2. Será que me ha tocado la fácil pues he vivido mis veinte años sobre esta tierra en un entorno que me ha permitido ser como quería. Sin miedo ni vergüenza de decir lo que hago y lo que me gusta porque siempre he tenido gente alrededor a la que le tengo confianza y que sé que no me iba a rechazar,y que si lo hacían no eran dignos de llamarlos amigos. De igual manera, entiendo esta doble vida que juegas pues gente cercana a mí la vive y no solo como escritora y enfermera, sino como hetero y homosexual. Y es terrible, porque yo, siendo pansexual, vago por el mundo tranquila, gritándolo a plena voz, y ellos no pueden, ¡me enrabia!

    Talvez simplemente no quieras decirlo; como bien dices, talvez no sea algo que tenga que ver con vergüenza o miedo; simplemente no quieres hacerlo público. Con más razones, si este lado de escritora de homoerótica sale a la luz no creo que vayas a sentir nada raro, simplemente saldrá ;) y puede que sea un alivio poder compartir algo tan importante con gente a la que aprecias.

    Un besote~

    ResponderEliminar
  3. Uff te comprendo perfectamente. Yo lo pasé mal cuando lo dije en casa, y eso que no tenía ningún impedimento... En mi grupo de amigos cercanos lo saben y mi novio se ha leído mis cosas, pero sí que cuesta salir de ese armario. Hasta que una se lo toma en serio y dice "a la porra, a quien no le guste, que no mire".

    Así que sal, que se está a gustito fuera xDDD (como decía la canción de George Michael).

    ResponderEliminar
  4. Eh, ¡esto es trampa!
    Cuando comenté no había nada más que la frase del título... ¬¬

    Luego me la leeré.


    PD: así mi comentario de antes no tiene fuste alguno, copón. :S


    Saludicos.

    ResponderEliminar
  5. Pues la verdad es que ya decía yo que el comentario no tenía mucha chicha... culpa mía, tuve un encontronazo con mi blog y publicó la entrada cuando sólo había escrito el título. Traqui, esas cosas pasan

    ResponderEliminar
  6. Ah, ya pensaba que lo habías hecho por aquello del truquillo para que la dirección de la entrada tenga el título que tú quieras y no la del título de la entrada (fíjate que si ahora cambiases el título de la entrada, en la dirección seguiríapareciendo "salir-del-armario").


    Por cierto, veo que se te ha ido escandalosamente (para bien) la cabeza en Chalaos. xDDDDD
    Si quieres puedes pasarte tanto por Cerebrotonia como por el Brote (¿es esto spam?). Jajajá.


    Bueno, saludos de nuevo y, ya digo, más tarde me leeré el entradón que te has marcao. ;)

    ResponderEliminar
  7. A ustedes, mis chicas, ya sabía yo que no era la única en el mundo... gracias por el apoyo moral. A ti Nisa, ya te veo mañana y lo hablamos ufff, a las demás, bueno pues cada cual tiene sus circunstancias no? Yo en mi casa no tengo problema, porque el único que es un poco intolerante es mi padre y como que me da igual lo que él piense, de hecho no se lo he dicho como no le digo casi nada, no tengo con él ese tipo de relación en el que hablas de tus cosas. Con mi madre y mi hermana en cambio lo hablo todo, pero ellas son muy abiertas, así como yo, y creo que les hace gracia tener una escritora de erótica en casa (independientemente de la orientación sexual de mis personajes). A mi marido le llama la atención, dice que le parece curioso que me guste ver/ imaginar/ pensar en dos hombres, pero creo que le hace gracia nada más y le encanta que le hable de las chicas que me leen y las cosas que me dicen... por el resto de la gente, pues como que lo considero algo privado, igual que no les digo si canto en la ducha, o si me gusta el sexo duro o suave, siempre lo he considerado algo de mi más estricta intimidad y no sé si me sentiría a gusto compartiéndolo, pero al mismo tiempo tengo la sensación de que me "guardo" una parte de mí que no dejo ver a mis amigos más cercanos... Es una sensación rara. Creo que es algo que el tiempo decidirá por mí.

    ResponderEliminar
  8. No,no eres la única en el mundo ^^
    El armario es oscuro, lo sé porque estoy dentro de él, y muy poco acogedor. Pero aún así es un lugar familiar y una sabe lo que puede esperar cuando esta dentro de él. Al escapar de nuestros armarios privados(porque todos habitamo alguna vez en uno), por triste que resulte admitirlo, no sabemos lo que nos vamos a encontrar, de ahí el evidente temor. Quien sabe, tal vez un día yo me anime también a enfrertarme a mis miedos ^^

    ResponderEliminar
  9. En mi caso es completamente al revéz. Todos y cada uno de mis amigos saben que escribo yaoi, varias de mis amigas me preguntan cómo continua la novela porque estabn enganchadisimas y me recomiendan situaciones o ropa para Ariel, mis amigos varones lo saben y lo toleran, incluso cuando me pongo a hacer parejas entre ellos o entre sus personajes predilectos. Y todo el que me conoce sabe que me gusta el anime, el j-pop, la musica rara y etc etc etc...

    Pero mis padres no saben nada.

    El dia en que les dije que eras bisexual, que me gustaban tanto chicos como chicas, mi abuela lloró a mares diciendo que su imagen de mi estaba rota y se enfada cada que menciono que voy a discos gay. Se frikearon totalmente. Y una sola vea le comente a mama del yaoi o de que trataba la novela, peron fingio q no sabia nada.
    La verdad es que no quiero que ellos lean mis historias, no porque me de verguenza, sino porque tengo miedo de que discriminen lo que escribo. Algun dia voy a hacerlo, lo se :D

    Y creo que a vos se te va a dar tambien!

    ResponderEliminar
  10. Yo empece a escribir yaoi por motivos diferentes. Soy católica, creo en Dios, y creo que a diferencia de muchos no creo que la iglesia sea Dios, la iglesia es un monton de viejos mediocres que se creen que tienen la palabra de Dios, yo creo que Dios es mucho mas, pero bueno soy de respetar la creencia de cada uno en lo que a esto respeta. Como dije mis motivos son diferentes a los tuyos (al menos en parte), leyendo muchas historias homoeroticas antes de animarme a hacerlo por mi cuenta, me molesto como muchas autoras trataban el tema, a veces ( muchas veces) con una falta de respeto total a los homosexuales, con el solo hecho de encasillar o de creer que por ser gay tenes todas las perversiones ávidas por haber desde el hecho de enamorarse de tu padre (hermano o el parentesco que sea) hasta la cantidad de pedofilia que veo en algunos relatos. Con lo que es insecto, creo que un tema muy delicado que no he visto autora que lo trate con el respeto que es debido, creo que es un tema muy delicado, que conlleva mucha psicología en los personajes y que a menudo lo tratan como un chiste. Y con lo que refiere a pedofilia ( por mas que le cambies de nombre eso es lo que es una relación entre un menor y adulto), la verdad no me siento comoda leyendo una novela que tenga estas cosas, pero como le dije una vez a una autora bastante conocida, si a vos te gusta y sentís que es lo que tenes que escribir va todo bien lo demás que sigan criticando, hay muchos autores reconocidos que lo utilizan y vende millones pero es algo que me cuesta digerir. Ahora bien, después de tanto preámbulo yo simplemente quiero mostrar el amor que nace entre dos hombres comunes y corrientes, los prejuicios de los personajes, la familia, el contesto religiosos y las dudas y los miedos que lleva el tomar la decisión de aceptar que se siente uno atraído por otro del mismo sexo, no me gusta poner personajes afeminados solo porque sean gay o caer en el viejo cuento de que por que son gay TODOS en la historia van a ser gay ( mujeres lesbianas, hombres gay) y los heteros han desaparecido de la fas de la tierra, esto para mi, es una forma indirecta de discriminación, tanto a los gay como a los heteros, ya que el ser gay no significa que se van a juntar solo con gay y el ser hetero tampoco significa que no te vas a juntar con gay, pero me molesta un poco cuando veo que varias autoras caen en lo mismo. Te cuento algo que me paso una vez, contra todo pronostico fui discriminada por un gay (si leiste bien) fuimos con mis hermanas a ver una obra de teatro y nos sentamos en una fila en donde justo habían tres lugares libre, yo me sente a lado de un chico que a leguas se notaba que era gay, el buen hombre me miro descaradamente de arriba abajo (como si yo fuese una cochina y estúpida MUJER y encima hetero) y acto seguido se levanto y se fue a sentar a otro lugar. Mis hermanas se quedaron mirándolo y de verdad me sentí muy feo. En conclusión, los dos extremos son malos, por eso no concuerdo con muchas escritoras homoeroticas y muy a menudo prefiero mantenerme al margen de todo y seguir escribiendo mi humilde historia de amor (por mas que sean dos hombres se aman) y no decir que por ser gay los discriminan o por ser hetero los discriminan, sencillamente creo que ante los ojos de Dios todos somos iguales y uno de los mandamientos dice que amaras a tu prójimo como a ti mismo y no aclara si tiene que ser hombre o mujer, sólo tenes que amar, Dios es amor. Me estendi perdón es que siempre veo que se opina y se van a estremos yo tengo mi visión y quería contártela, me gusta escribir homoeroticas y también quiero explorar otros generos, es algo lindo ^^. Besooss, Makino.

    ResponderEliminar
  11. Pues no puedo comentar mucho al respecto porquen mi entorno to dios sabe que tengo blog. Pero, claro, como leen lo mínimo, tampoco tendría motivos para esconderme por escribirlo. O.o
    Lo cierto es que me parece taaaaaan extraño no decirlo...
    Supongo que daría cierto morbillo estar actualizándolo y que de repente apareciese alguien que no deba conocer tu rarísimafición. ¬¬
    Equisdé, oiga, equisdé.

    ResponderEliminar
  12. Nayra yo tambien aveces pienso que el tener en "secreto" este gusto por lo homoerotica es como estar en un closet, y si, es una sensacion rara. yo creo que escondo o ke tengo que esconder/
    por que muy poca gente lo entendie, el comun hetero te puede tachar de gay, los homos de voyeristas, los religiosos o mojigatos de pervertidas y en fin ... u.u
    Yo se que no es nada malo, pero como es tan complicado que el comun lo entienda (tampoco es facil explicar del porke nos gusta) y por eso que uno se siente como "en el closet".
    aveces creo que solo nos podemos entender entre las que compartimos esta facinacion por la homoerotica. pero me gustaria que el comun que me rodea no se espantara o me juzgara por mis gustos ... me da un poco de temor, y aveces me dan ganas de mandar al carajos sus impresiones PERO no es tan simple. por que aveces me hace sentirme un poco sola.

    yo no escribo, no tengo ese don, pero amo leer, me gusta el yaoi, el cine gay, el porno gay etc, pero porsobre todo adoro el slash y la literatura homo. siento que todo este mundo es una parte importante de mi que casi nadie conoce, y quizas es eso lo que me hace sentir como "dentro del closet". aunque nunca he negado lo que me gusta, me cuesta no sentirme asi: "dentro del closet" y al mismo tiempo un poca sola.

    Nayra que buen post, pienso que un tema para arta discucion, y que me alegra que lo compartas con nosotras. en espacios como esto es cuando me siento muy yo.

    ^^ saluditos desde chile.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, ya he podido leer la entrada, y aunque esta mañana lo hablamos, paso a comentarte de nuevo :)

    Yo no llevo mucho leyendo yaoi o historias homoeróticas (dos años más o menos), pero es una parte de mi que tampoco suelo compartir con muchos. Las únicas personas que lo saben son mi chico y mi mejor amiga. A mi novio le da igual, aunque no le gusta ni leer ni ver nada sobre el género, entiende que me guste y me escucha cuando le cuento (aunque muchas veces me ha preguntado que es lo que le veo, xD). Mi mejor amiga flipa un poco conmigo, lo ve "curioso", y me escucha con cara de "ohhh", xDD

    A los demás no les cuento nada porque no me nace. Si ya de por si soy la friki del grupo (o de casa!) por gustarme el manga/anime, y se asombran cuando les digo que me voy a Barcelona a un salón del manga, me imagino lo que pensarán si les cuento que leo yaoi (y lo que es claro). A ver, sé que no me van a rechazar por eso, ni van a poner el grito en el cielo, pero simplemente me cuesta compartirlo con ellos porque es algo que verían "raro". Es extraño, es una afición como cualquier otra, pero como tristemente el mundo está lleno de prejuicios, todavía nos encontramos gente que se escandaliza por estas cosas. Pero bueno, tampoco descarto la idea de contarlo cuando surja, no hay prisas, xD.

    Para ti que escribes sobre el género puede ser incluso más incómodo, pero somos como somos y a estas alturas no nos van a juzgar por eso, al menos no las personas a las que le importamos y nos importan de verdad. Así que como dice Nisa, a quién le guste bien y a quién no, que no mire! :P

    Besitos wapi! :)

    ResponderEliminar
  14. No pensé que el tema diera para tanto, fue una entrada que publiqué sin mucho pensarlo y de repente he descubierto que genera mucho interés. Ya no me siento tan sola ni tan triste en este armario, ¡para que salir de él si dentro tengo tan buenas amigas! de verdad chicas -se enjuaga las lágrimas- me habéis emocionado, snif, snif...

    ResponderEliminar
  15. Simplemente si escribis con coherencia y respeto y no escribis pelotudeces y no te encasillas siempre en lo mismo, no tenes porque sentir verguenza ya que un libro bien escrito, llama la atencion a cualquiera sea del sexo que sea, la clave esta en tomarlo con seriedad.
    Pd: odio la verificacion de palabra, porque todo el mundo lo pone en el blog ¬¬? voto para la eliminacion de esa molesta cosa desaparesca XD. jajajaja.

    ResponderEliminar
  16. Si todo el mundo pensara como tu madre mucho mejor iría el mundo, coincido con ella plenamente. En cuanto al colegio, yo tuve suerte, iba también a un colegio de curas pero bastante más tolerantes en todos los sentidos, mucho de enseñar con respeto y poco de imponer.
    Por cierto si está eres tú "jugadora de rol, aficionada a la literatura fantástica, tolkiendili y miembro de la sociedad tolkien española, tan aficionada a SaintSeiya que sé decir "Dame tu fuerza Pegaso" en japonés..." ¿Porqué no te he conocido antes? ;-)

    ResponderEliminar
  17. Hola, qtal? La verdad es que gracias a mi madre tengo una mente abierta (y calenturienta, pero abierta al fin y al cabo), y mi colegio no era de curas (ni de monjas, que soy una chica), era un colegio público y laico, pero... ya sabes como eran las cosas antes, teníamos que rezar el padrenuestro como todo el mundo. En cuanto a mis frikadas, mmmh, pues yo soy así, de hecho los tres puntos suspensivos indican que hay más, pero no quise seguir para no aburrir a nadie, así que alégrate, que ya nos conocemos (encantada), ya sabes lo que dicen: nunca es tarde si... patada en los cojones, joder, esto no lo vamos a entender nada más que nosotros dos ;). Un beso, quedas invitado a entrar aquí cada vez que quieras, siempre y cuando no te asusten las partes eróticas (como diría Mafalda, esa gran chalada...)

    ResponderEliminar
  18. Pues mira, yo ya salí del armario XDD aunque uso seudónimo también digo mi nombre. cuando era una cría, em daba vergüenza que mis padres lo supieran. Mi madre se enteró antes y le dio igual. Y cuando editaron No te escondas, se tuvo que enterar mi padre XDD que reaccionó mejor de lo que yo creía. Mis amigos lo saben todos, siempre lo han sabido. Mi novio me conoció así, por lo que está acostumbrado y a veces yo soy su marido XDDAlgunos familiares lo saben, la mayoría no y a mis abuelos les daría algo seguro (en estos casos, que vivan en la ignorancia es mejor para ellos ¿no crees?)

    Por suerte a mí nunca me dijeron nada los curas sobre esos temas (yo creo que de pura vergüenza y que eso era tabú) pero me hubiera importado un pito, igual que ahora (oh, hubiera descubierto antes esto, qué pena)

    Pero cuando trabajaba en el Supermercado, no decía nada, sólamente a quien sabía que no le chocaría más que al principio. Tenía una compañera, que por su cultura y país, eso era pecado mortal y le daba mucho asco (homófoba), pero me lo tomé a guasa, y me dediqué a chincharla y burlarme por ello (aunque ella creyera que estaba de coña, jaja, yo no lo estaba)y la martiricé con temas gays cosa mala XD Me daba lástima, sinceramente. Lástima de su incomprensión, cuando ella la había sufrido por ser latinoamericana en un país como España.
    No se le puede decir a todo el mundo, no porque ceramos que van a despreciarnos (pues adiós), si no porque los miraremos con lástima, y su incomprensión puede dificultarnos el trabajo.
    Pero sinceramente, tú no tienes que esconderte por más tiempo, escribes muy bien, eres una gran persona y los que te rechacen, ¿para qué los quieres? Y tu padre, que se aguante, que ya eres una mujer adulta y emancipada (con perdón, pues no le conozco) y lo mismo de tus amigos, los de verdad, ahí quedarán.

    Somos hombres gays en cuerpo de mujer XD Siempre lo he dicho (para terror de nuestros maridos)

    somos mujeres, que no tenemos vergüenza de decir y hacer lo que nos gusta, eso ya pasó (aplicable a cualquier tema)
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Hola Dori, Pues ya sé que tú llevas un tiempo fuera del amrmario, ¡y tan fuera! (y todas estamos tan orgullosas de ti), pero en mi caso esto es más un hobbie, y para ti pues es más tu profesión, así que en cierto sentido es diferente. Nisa también me dijo que cuando publicó Pierrot lo hizo todo un poco más público (inevitable por otra parte si una obra publicada llevas tu nombre). Para ella todo se está profesionalizando también, pero ese no es mi caso. Además, no estoy tan segura de que yo me quede dentro porque esté avergonzada, que no lo estoy, ni por miedo al rechazo. Mi madre y mi hermana están "orgullosas" de mí, y quieren leerse "A través del Sexo", soy yo quien no las deja, que mosca. Mi maridito lo lee todo, sigue mi blog desde la sombra (porque nunca comenta, pero lo lee casi todo), así que si no tengo el rechazo de ellos ¿que mas me da el resto? Si se lo contara a mi mejo amiga, seguro que me echaría esa sonrisa preciosa que ella tiene, me miraría con cariño moviendo la cabeza y me diría "que loca eres", no temo su rechazo, es solo que no se lo digo porque no tengo necesidad, lo considero algo íntimo ¿es una locura? Además, ella sabe que soy rarita, tenemos un rollo medio-lesbico (así como de broma, ¿sabes?) y ella sabe que soy un hombre reprimido, así que no creo que le extrañara mucho. Por mi padre, pues mira, no se lo he dicho porque no me nace, no contarle eso, ni ninguna otra cosa, no es que tema su rechazo ni nada. Sé que no se lo tomaría bien, pero no se lo digo por eso, sino porque sería la primera cosa personal que le contara, él es el típico que me ve y me dice "¿Que tal el trabajo? ¿Javi está bien?", y con eso se queda contento, pero no hablo con él de mis cosas, así que no le voy a decir esto solo porque sí. Y bueno, la verdad es que me he extendido, pero gracias por tus palabras y por tu apoyo. Un besazo

    ResponderEliminar
  20. "No hay libros morales ni inmorales. Los libros están bien escritos o no lo están." es una frase de Oscar Wilde ... no es mía, si a mi se me ocurriera algo sería escritora y naaada mas lejos de eso. ATDS está divina Nayra... sientete muy muy orgullosa de tu novela.
    Bueno, yo leo entre muchas otras cosas, homoerótica, y si se da el caso de que q me preguntan q estoy leyendo digo: romance entre hombres y la verdad haaarto poco me preguntan que es lo q leo, mi circulo mas cercano no es muy dado a la lectura, por eso me refugio en internet para conocer a otras personas y compartir este gusto. Lo que si me guardo para mi dentror son las novelas porno... tanto homo como hetero, esas son mi secreto, nadie sabe q las leo ni lo sabrán jamás, como lo son la coleccion de pelis porno q tenemos con mi maarido, es un secreto de a dos, bueno yo tengo un secreto de a una y es mío y no lo comparto con nadie. Una cosa es salir del armario pero tambien otra cosa es tener tino y saber a quien le vas a contar, coincido en q es distinto ser escritora q lectora, ser lectora es mucho mas facil, pero si escribiera obviamente mis amigos van a querer saber q es lo q escribo... y eso es otra cosa, solo digo: de a poco querida, paso a paso, y ya has dado el primero reconociendo tu inquietud.
    Un abrazo enooorme...

    ResponderEliminar
  21. ^^ Entiendo lo que quieres decir. PEro yo ya lo decía de antes de ser profesional XD Cuando lo consideraba sólo una afición ya era para mí normal gustarme el yaoi (al igual que los cómics)
    Pero claro, en mi caso llevo 13 años ya con el yaoi, es natural que sea tan normal decirlo si se da el caso (no a todas horas XD)

    Llegará el día en el que se lo comentes a tu amiga como algo normal y corriente XD Y ya de paso, me la aficionas si puede ser!

    Besos!

    ResponderEliminar