mi Blog de una escritora aficionada

Busca en el blog

Cargando...

viernes, 22 de mayo de 2015

A través del sexo 2 se acerca

Con este manido meme se me ocurrió a mí anteayer ir avisando a los atedeístas en la página oficial de mi novela que el segundo volumen "se acerca" (XDD). Aún desconozco la fecha de lanzamiento (para ruegos y preguntas, dirigirse a Ediciones Babylon) pero sé (espero) que será en breve.
Mientras tanto, y para ir caldeando el ambiente, mis queridísimos atedeístas han ido creando sus propios memes para pedir la publicación del segundo volumen. No tienen desperdicio. Aquí os los dejo.









A colación  de este último meme, os garantizo que la respuesta (en mi humilde opinión) es que sí. Incluso puede que hasta sea mejor. Ahí va, en primicia, un adelanto de la misma

jueves, 21 de mayo de 2015

Un claro cielo azul

Me entregué con devoción a la tarea: me senté con las piernas cruzadas, apoyé las manos sobre mis muslos, dejando las palmas laxas, y cerré los ojos. Inspiré, espiré, varias veces, dejando que el vacío tomara mi mente, intentando parar el torbellino de ideas que bullía en mi cabeza. 
Sabía que era fútil dejarme llevaron mis sentimientos en aquel momento, recrearme en ellos, preocuparme por cosas del pasado que no podía cambiar, ni por eventos de un futuro aún no materializado, así que dejé de luchar contra ellos, me alejé, y los observé desde una prudencial distancia.
Pude reconocer mi ira, una masa carmesí, pulsante, en una constante amenaza de expandirse y ocuparlo todo, pero levanté un muro entre ella y yo. Pude observar mi miedo, una sombra azul acurrucada contra una esquina. Levantó un instante la cabeza para animarme a unirme a él, pero yo preferí mirar para otro lado. Pude admirar la inmensidad de mi dolor, una ominosa forma negra y viscosa, que envenenaba con pegajosas manchas oscuras todo lo que había a su alrededor, pero no dejé que se me acercara.
Más allá de los confines de mi mente, mi cuerpo físico seguía respirando, incansablemente. Me elevé, centrándome solo en la sensación del aire invadiendo mis fosas nasales, contrayendo mi diafragma, expandiendo mi abdomen y escapándose en forma de silenciosos suspiros que acariciaban mi lengua al salir. Incliné la barbilla sobre el pecho y me centré en el aquí y el ahora, apartando de mi ser todo aquello que no perteneciera al presente más inmediato.
Mi mente se había convertido en un claro cielo azul. Solo oía el leve murmullo del viento entre árboles que no podía ver. Mi cuerpo se asentaba firmemente en la madre tierra mientras que mi cabeza se elevaba hacia el firmamento. Me recreé en la contemplación mental de ese imperturbable e infinito manto de paz que se sostenía gracias a la determinación con la que mi respiración se mantenía contante. 
Un rápido pensamiento cruzó mi mente, un rostro hostil, un grito de dolor; pero no permití que mi mente explorara ese recuerdo, de la misma manera que no permitiría que mis ojos abandonaran la contemplación del cielo para seguir el vuelo de una golondrina.
Otras golondrinas siguieron a la primera: una era una idea acerca de lo que podría haber hecho, otra un recuerdo de lo que había ocurrido, la tercera, un temor de lo que quedaba por venir; a todas las ignoré, dejando que cruzaran mi cielo mental y siguieran su silencioso vuelo, hasta volver a perderse más allá de los confines de mi propia mente.
La cuarta tenía una marca de fuego. Cruzó el cielo dejando tras ella una estela negra como la muerte, antes de interrumpir su vuelo para empezar a caer. En llamas. Gritaba mientras se precipitaba y mi ojo mental la siguió, horrorizado, mientras los restos de su cuerpo carbonizado caían antes mis pies.
Abrí los ojos.
La madre tierra estaba húmeda bajo mi piel, mohosa y hedionda. La oscuridad imperante solo era contrarrestada por la humilde llamita de una vela de cebo, que estaba a punto de consumirse y el único sonido en la estancia lo hacía la rata que roía las mugrientas mantas que hacían de jergón. Las paredes a mi alrededor eran oscuras y lóbregas, y no había el más mínimo resquicio que me permitiera ver la luz del sol, pero sabía que el amanecer estaba cerca. En breve vendrían a buscarme.
Y entonces sería yo quien estallaría en llamas y gritaría, bajo un claro cielo azul.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Chupasangre

Quizás las cosas que más daño nos hacen son aquellas que no duelen mucho, las que trabajan poco a poco y soterradamente para hacernos enloquecer. O al menos era lo que pensaba yo mientras sostenía mi arma ensangrentada.

Indudablemente, a ELLA le había dolido el golpe, y ahora, los restos marchitos de su descuidado cuerpo yacían ante mí, impávidos y orgullosos, como queriendo ser ajenos a mis actos y mis sentimientos; sin embargo, yo no podía dejar de pensar, quizás estúpidamente, que la víctima era yo.

Tardé mucho tiempo en darme cuenta de su mera presencia me hacía daño. Quizás no lo hacía adrede, quizás ni siquiera era consciente de ello, pero sus aparentemente inofensivas exigencias, cumplidas por mí con absoluta diligencia y entrega, servían tanto para salvaguardarla a ELLA como para destrozarme a mí. 

La había protegido con un empeño enfermizo de cualquier cosa que pudiera hacerle daño: la luz, la exposición, la vida... A la vez que me convertía en su baluarte, su mundo y su único alimento, sin darme cuenta de que eso me confinaba a un mundo que me alejaba de cosas que para mí eran vitales. Pensamientos de una amargada y doliente naturaleza se fueron adueñando de mi mente, royendo mi autoconfianza, mi alegría, mi cordura, embadurnándolo todo de una tristeza viscosa y densa que flotaba a mi alrededor y me ocultaba del mundo. En medio de toda esa bruma, la absoluta certeza de que ELLA se crecía gracias a mi angustia y se alimentaba con la desesperación que saboreaba en mi sangre, me dio la fuerza suficiente para enfrentarla por primera vez.

Con un movimiento brusco, descorrí los pesados cortinajes y dejé que la luz del sol inundara la estancia y disipara los últimos jirones de confusión que nublaban mi juicio. Me embebí en la luz, largamente añorada, dejando que el calor del sol entibiara mi piel hasta que sentí cómo escocía. En aquel breve, victorioso instante, saboreé lo que mi vida podría ser si no estuviese sometida al influjo de aquella criatura de la oscuridad. Sin embargo, al escuchar leves sonidos de vida tras de mí, no pude evitar sentir cierto alivio.

ELLA se retorcía en el suelo, se agitaba mientras sus marchitos miembros volvían a la parodia de vida que siempre habían representado. Por un instante, la volátil esperanza de que el mazazo recibido la persuadiría de deshacerse voluntariamente de mí, asaltó mi vapuleada consciencia, pero por la manera en la que sus exigentes garras se dirigían hacia mí, me convencí de que tal cosa jamás ocurriría.

En ese momento, confieso que pensé en huir, alejarme de ELLA y no mirar atrás, pero mientras veía cómo su cuerpo luchaba con patetismo por erguirse de nuevo en medio de sus podridos ropajes negros, deseché la idea. A pesar de todo, la quería.

Cerré los cortinajes, protegiéndola de la luz, y ELLA avanzó hacia mí, implacable. Dejé caer mi arma al suelo, y rendido, la dejé poseerme y alimentarse de mí, mientras dejaba que mi mente cayera, para siempre, en el abismo.

sábado, 25 de abril de 2015

Blog abandonado... Blog retomado (o no)

Anonada me he quedado al constatar que no hay en mi blog una sola entrada en el año 2015, lo cual no debería constituir una sorpresa: las entradas (que yo sepa) aún no se escriben solas (la tecnología de Blogger tiene mucho que mejorar XDDDD).
Supongo que siendo este el blog de una "escritora aficionada" que lleva en el dique seco (si descontamos un fic escrito a trompicones) un año y medio, a veces parece que no tengo de qué hablar aquí.
Empecé este blog como instrumento para promocionarme como escritora y Frikie hace años, cuando las redes sociales no estaban tan de moda (¿recordáis la vida cuando no había Facebook?), ahora mismo que no estoy escribiendo nada, este blog parece haber quedado carente de significado.
Sin embargo, me resisto a que sea así. Sé que es más fácil escribir tus opiniones en el microblogging de Twitter o compartirlas en Facebook, ¿para qué molestarse en escribir un blog? Además, los blogs parecen reservados para temáticas concretas (blogs de reseñas literarias, de series, de maquillaje, de moda, de ciencia, de cine...) pero yo me niego a hacer un blog que trate SOLO un tema, porque mis intereses son eclécticos, así que al final, no escribo nada porque creo que a nadie le va a interesar un blog así.
Sin embargo, al pensar de esa manera, he olvidado algo muy importante: que este es mi espacio personal, y que no debería importarme si a muchos o a pocos les interesa leer mis opiniones o intereses, porque lo que está claro, es que a mucha menos gente le interesará leer un blog sin actualizar.
Así que me he propuesto retomar el blog. ¿Hablando de qué? De lo que me parezca. ¿Me acompañáis?

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Presentación de ATDS

Estoy segura de que todos sabéis ya es que el pasado sábado tuvo lugar en la Librería Sinopsis de Las Palmas de Gran Canaria la presentación de mi novela "A través del sexo".
Fue un momento muy importante para mí, y desde aquí quiero de nuevo dar las gracias a todas las personas que estuvieron allí conmigo y consiguieron que me sintiera muy arropada, especialmente a Nisa Arce, quien presentó el libro conmigo.
El acto fue corto y muy ameno, y creo que todos lo pasamos bien, ¡yo lo pasé genial!
Os dejo con el video de la presentación, por si alguien tiene interés en verlo.


sábado, 15 de noviembre de 2014

Capítulo 10 de Una noche en el Sodoma

Hola a todos!
De nuevo les traigo un capítulo de #UNEES, espero que lo disfruten!
Como Rosa Petrea y yo estamos este mes metidas en esta locura del NaNoWriMo, no habrá más capítulos hasta diciembre.
Como siempre, pueden descargar el capítulo en EpubMobi y PDF.
Para leer/descargar capítulos anteriores, pueden ir aquí
Sin más, les dejo con el capítulo y la ilustración correspondiente.

lunes, 3 de noviembre de 2014

NaNoWriMo: acepto el reto

Pues sí, acepto el reto y a partir de hoy me uno a un grupo de personas que persiguen alcanzar el (casi irrealizable) objetivo que plantea el NaNoWriMo.
Pero... ¿qué es el NaNoWriMo? Pues son las siglas del National Novel Writing Month. O lo que es lo mismo: retar a todo aquel que se crea capaz de conseguirlo, a escribir una novela en un mes. Ni más ni menos.
Este evento, que lleva realizándose varios años, persigue incentivar a los escritores para que escriban como si no hubiera un mañana. La teoría es que poniendo una fecha límite, los escritores nos esforzaremos en escribir más y más rápido. No se pide calidad, ni mucha coherencia, lo único que se persigue es escribir 50.000 palabras entre el 1 y el 30 de noviembre.
Tal como ellos dicen en su página, prima la cantidad sobre la calidad, por lo que no debes pararte a reescribir, corregir o pensar demasiado, sólo escribir.
Yo personalmente no me veo capaz de escribir 50.000 palabras en un mes, pero agradezco la oportunidad que me da el NaNowriMo para obligarme a escribir no matter what, con la intención no de escribir una novela, sino quizás lo que podría ser el germen o el boceto de mi próxima novela. Ya veremos si ese boceto llega a buen puerto (o si alcanza las 50.000 palabras!).
Así que este mes voy a centrarme en escribir, nada más. Nada de videojuegos, de lectura o de procrastinación. ¡Deseadme suerte! ;)